viernes, 6 de noviembre de 2009

Sabrina y su juguete mágico


Violeta nos ha traído este cuento para compartirlo con todos.

Sabrina tenía un juguete que le decía ¡concédeme un deseo!. Sabrina siempre decía que era una broma de Selda. Sabrina le dijo a Selda si había sido ella, Selda le dijo que no, que no había sido ella. El juguete sin para dijo 100 veces lo mismo, entonces Sabrina le creyó y le concedió un deseo y era que ella y toda su familia fueran magos, y de repente lo fueron.
Un día llegaron unos amigos a casa. El señor sin querer le rompió el juguete de Sabrina, dentro descubrió que había una varita mágica, entonces la guardó en una caja fuerte que tenía en su habitación y la cerró con llave por si los amigos de la familia la encontraban y la rompían. Cuando se marcharon Sabrina se lo contó a su familia y entonces dijo Selda ¿quién la habrá puesto?. ¡No lo sé! Exclamaron Kack y Blanca.
.- Como ya somos magos podremos averiguarlo. Entonces hicieron magia pero no les funcionó. Probó Sabrina y sí que lo consiguió, estaba en la juguetería que lo compró.
Sabrina le preguntó a la dependienta si ese juguete llevaba algún complemento. La dependienta dijo que sí, que llevaba una varita dentro y que en ese pack salía una de verdad.
Llegaron a casa lo contaron y descubrieron lo que pasó.

Autora: Violeta

2 comentarios:

CELIA dijo...

UNA HISTORIA MUY BONITA VIOLETA

adc dijo...

Preciosa historia Violeta