viernes, 6 de marzo de 2015

Inventos inspirados en las características de los animales.


La gamba mantis (Gonodactylus smithii) es un colorido –y agresivo– crustáceo en cuya mirada podría estar la clave para detectar el cáncer de una forma precoz, barata y no invasiva. Un equipo de investigadores ha desarrollado un sensor capaz de imitar la visión de este crustáceo para diferenciar tumores. En el futuro podría ser tan pequeño como para incorporarse a la cámara de un smartphone e incluso plantar la semilla de nuevos sistemas de navegación.
Los ojos de este animal son capaces de distinguir la luz polarizada –aquella que vibra en un mismo plano–, algo imposible para los seres humanos. “La gamba no puede ver el cáncer”, aclara a Teknautas el coautor del estudio e investigador de la Universidad de Washington en San Luis (EEUU), Viktor Gruev, “pero ha inspirado nuestra tecnología de detección inteligente que sí lo hace”(Fuente de texto y fotos: El Confidencial)