viernes, 8 de febrero de 2013

Experimentando y observando

Algunos pensaban que las lentejas flotan en el agua y hemos comprobado que no, al echar gaseosa pensábamos que el gas las iba a empujar hacia arriba y hemos visto que mientras unas suben, otras bajan, fijándonos muy bien observamos que las burbujitas del gas de la gaseosa se pegan a las lentejas y lo hemos comparado como cuando los más pequeños llevan flotadores en la piscina. Cuando llegan arriba el gas se va al aire y al quedarse sin "flotadores" vuelven a bajar y así...
¡hasta que se acaba el gas!.